¿Qué nos están contando nuestros alerces?